fbpx

Elegir el parquet para el diseño de interiores de lujo

Sivoris 2

Ante el planteamiento de una obra de gran envergadura para el diseño de interiores del lujo, la elección del pavimento que vestirá todo el suelo de la vivienda, se convierte en uno de los aspectos claves que marcará la dinámica estética del conjunto, en global.

En la decoración de interiores de lujo, el parquet se ha convertido en una de las mejores opciones, incluso de las preferidas por decoradores e interioristas, gracias a la calidad y variedad que ofrecen las múltiples posibilidades que el mercado propone.

Elegir el parquet se convierte entonces, en una de las prioridades para conseguir el efecto deseado. Además de los diferentes materiales que podemos encontrar, existen distintos tipo de instalación que será necesario resolver con anterioridad.

Las preguntas más frecuentes que surgen ante tal disyuntiva se podrían resumir en las siguientes: ¿qué material es el más adecuado?, ¿cuál es el presupuesto disponible?, ¿qué implica cada tipo de instalación? En función de las respuestas será más sencillo encontrar el camino correcto hacia un tipo de opción u otra.

Vía ventanasinfo.com

Las formas de instalación más comunes para los suelos de parquet son tres: flotante, encolado y entarimado.

Parquet flotante

En el caso de los pavimentos de parquet flotante podemos englobar los pavimentos de madera que se instalan sin fijar al suelo anterior, se sujetan entre las mismas piezas y se suelen colocar sobre una base de espuma de polietileno, de entre 2 y 3 mm de espesor que sirve para aislar la humedad, el ruido y compensar y amortiguar la irregularidades existentes en el suelo original.

La colocación resulta mucho más sencilla que las otras propuestas, ya que el pavimento va instalado sobre el suelo original. Su fácil limpieza, la convierte en una de las opciones más populares. Las lamas se encajan por medio de uniones machihembradas, como si fuera un puzzle. Además, el popularizado sistema en clic, convierte en el montaje en una opción rápida y sencilla que apenas genera escombros, ni molestias.

Parquet encolado

Es el sistema más tradicional y consiste en encolar el parquet de madera directamente al suelo original. Si el pavimento no viene pre-barnizado, será necesario acuchillar (lijar) y barnizar con dos o tres manos de barniz, como mínimo.

A diferencia del sistema de instalación flotante, se trata de la forma de instalar un suelo de parquet más complicado, ya que es necesario realizar obra y la solera debe estar correctamente nivelada y firme. Eso sí, este tipo de instalación garantiza una pisada silenciosa  y una mayor durabilidad. Gracias a este tipo de instalación es posible elegir entre multitud de diseños y acabados que aportarán distinción y calidad a cada espacio.

Parquet entarimado o tarima

Así se llama el parquet macizo machihembrado que va clavado sobre una base de listones de madera, ligeramente separados entre sí. En la actualidad, se ha convertido en una de las opciones menos recurrentes, debido a la complejidad de la instalación.

Sivoris 3

En cuanto a la elección del tipo de material es necesario distinguir entre los parquets de madera natural, los laminados sintéticos y los vinílicos. Las dos últimas propuestas, gracias a la evolución y la inversión tecnológica de los fabricantes, se han convertido en opciones muy demandadas ya que consiguen imitar fielmente el acabado de la madera natural.

Los suelos laminados, opción más económica respecto a la madera natural, se componen de capas de paneles o láminas fabricadas con derivados de la madera natural, unidas por resinas de gran consistencia, características que los convierte en una propuesta muy resistente al desgaste, a los impactos y la humedad, por lo que los de alta calidad incluso pueden instalarse en cocinas y baños.

Las tres capas que conforman los suelos laminados se desgranan en un tablero de fibras de alta densidad, en primer lugar, la capa decorativa superior de melamina que imita el dibujo, betas y nudos de la madera y, una película transparente que protege el laminado. En cuanto a las desventajas de este tipo de suelos de parquet encontramos que, ante el desgaste, no pueden acuchillarse para recuperar la belleza y aspecto original.

Foto Meister

Los parquets de madera natural se componen únicamente de lamas de madera y, en función del tipo de calidad elegida, formados por una, dos o tres capas de madera natural. La opción más noble y de mayor calidad es la formada por una sola lama de madera.

En este caso aunque la diferencia económica puede resultar considerablemente más alta que el resto, al tratarse de una sola capa de madera, ofrece la posibilidad de acuchillarse (lijarse) en mayor número de ocasiones que las otras dos opciones, ya que el acuchillado provoca la pérdida de unos 2 mm de grosor.

Los parquets de madera natural realizados con tres lamas cuentan con la primera capa, compuesta por madera noble que aporta la visibilidad y apariencia real del suelo, una segunda capa realizada con pequeñas tablillas cruzadas de pino que ayudan a ofrecer mayor resistencia del suelo y una tercera, situada en la capa inferior, realizada íntegramente en madera de pino.

En cualquier caso, la capa visible de madera, deberá barnizarse para ofrecer mayor protección al suelo de parquet.

Sivoris

Cómo mantener un suelo de parquet.

En el caso de los parquets con acabado barnizado, el mantenimiento será mínimo; por otro lado, los encerados o aceitados precisarán una nutrición extra por lo menos dos veces al año, para mantenerlos en óptimas condiciones.

Será necesario utilizar jabones específicos para suelos de madera, para hacer la limpieza diaria, en lugar de los típicos multiusos, de esta forma el parquet se mantendrá en buenas condiciones durante mucho más tiempo.

Vía pavireli.com

Consejos Sivoris:

  • En el diseño de interiores de lujo y ante la posibilidad de instalar un parquet flotante, es conveniente aprovechar la obra para colocar un sistema de calefacción radiante y así aportar confortabilidad al espacio.
  • Al instalar un suelo de parquet (sea del tipo que sea) sobre otro antiguo el suelo de elevará ligeramente, unos milímetros, por lo que será necesario rebajar las puertas para evitar posibles roces.
  • En el caso de las manchas accidentales será necesario evitar que el líquido sea absorbido por el suelo de madera, utilizando rápidamente un papel de cocina absorbente.